Other Countries(Cambio)

Accionistas

Un trípode no se tambalea

 

Koppert Cress es una prestigiosa empresa, que se ha labrado una buena imagen en un corto espacio de tiempo, como una empresa innovadora, creativa e impulsora. Queda claro que esto se debe sobre todo a su director y propietario Rob Baan, que ha creado, a su modo, una empresa única en los Países Bajos y un ejemplo para el sector hortícola.

Antes de su traspaso en 2002, existía la necesidad de recibir apoyo para poder adquirir y hacer realidad el sueno de Rob. Como buen empresario, Rob era consciente de que para ello debía encontrar unos socios ideales que le complementasen donde fuera necesario. Dentro de su amplia red, encontró a Theo Cuppen, un antiguo compañero y amigo, que junto con su socio comercial Altai Lin, buscaba posibilidades de inversión en el sector hortícola. En calidad de propietarios de una extensa empresa de semillas, que operaba bajo los nombres de Inova Seeds y Oriental Seed, ambos buscaban iniciativas fuera de la industria de las semillas, pero que estuviesen relacionadas con sus actividades principales.

Actualmente, la colaboración se ha ampliado a otras actividades. Por ello, los tres empresarios han iniciado una nueva organización denominada 'Art of Nature'. 'Art' es, en este caso, la composición de las iniciales de los tres participantes: Altai, Rob y Theo. La estabilidad y potencia del trípode se debe a los conocimientos y aptitudes individuales de sus miembros, que juntos resultan en una organización sólida.

 

Theo Cuppen
 es gerente de las empresas de semillas y es el responsable de la buena marcha de los asuntos logísticos de las semillas, de la complicada comunicación internacional y de los trámites financieros. Theo observa con pragmatismo los nuevos desarrollos y posibilidades comerciales de cara al futuro. 

Altai Lin es una persona práctica y gerente de distintas sedes de producción en China y Vietnam, con una excelente visión global de las actividades. Busca constantemente nuevas combinaciones. Al ser el mayor, Altai también tiene más experiencia y sabe valorar, con una tranquilidad y dignidad orientales, las situaciones según su justo valor. Lo que Rob piensa, Altai lo puede producir. 

Rob Baan es el comunicador y alma comercial de los tres. Con su visión y pasión no solo es capaz de producir un producto innovador, sino que también convence a los clientes de la potencia de su producto y al resto del mundo de la importancia de la comida sana. Rob se dedica constantemente a crear productos nuevos.

La amplia red que el trío ha desarrollado a lo largo de treinta años siente las bases de la realización de sus sueños. La creación de productos bellos y originales, cultivados bajos condiciones óptimas y respetando al ser humano y la naturaleza. El mundo es su huerto y la naturaleza su fuente de inspiración.